¿Quién dijo intimidad en el baño?

“Quién tenga hijos, me entenderá”

Ahora que lo buscamos todo en Google, (un día de estos le vamos a preguntar “¿Quién soy yo?”), si lanzas la pregunta de cómo conseguir más intimidad en el baño, todas las respuestas que aparecen tienen que ver con bajar la intensidad de la luz, colocar velas por aquí y por allá, llenar la bañera de agua con espuma aromatizada por estupendas y relajantes sales de baño y, disfrutar.

En fin, no son éstas el tipo de respuestas que yo andaba buscando. Lo mío es más una pregunta de supervivencia, es decir, cómo hacer para que cuando entre en mi baño con el objetivo que sea, no me encuentre a los dos segundos con uno o varios espectadores observando “mis tareas”, contándome los avatares del día o preguntándome dónde está esto o lo otro.

Mi baño. Bueno repito, el que era MI BAÑO, dejó de serlo en el momento en que mis dos cachorrillos, mis mellizos, empezaron a tener capacidad de decidir hacia dónde querían dirigir sus pasos. Ahora, con siete años, la invasión de MI TIEMPO en el que fue MI BAÑO, no ha hecho otra cosa que acrecentarse.

Los nuevos tiempos no sólo me han obligado a colocar un sistema de cierre en la puerta corredera al que no termino de acostumbrarme a utilizar, sino que, mis peines, perfumes, secador o maquillajes han pasado a convivir con multitud de ganchitos de colores, colonias de Spiderman y cremas especiales para pieles infantiles.

Por no hablar de que, en poco tiempo, el deterioro del estado del baño es notable. Los baños de burbujas y espuma (infantiles) han ido dejando su huella en el  mueble, que, por otro parte, se ha quedado desfasado.

¡No veo el momento de hacer la reforma del baño , cambiar todos los materiales y, sobre todo, diseñar un mueble a medida que me permita organizar y asignar a cada uno, espacios organizados en los interiores de los cajones y ver si así consigo, de una vez, que la encimara de mi mueble, lavabo o lo que vaya a poner, esté limpio y despejado.

Si lo consigo, creo que dedicaré una tarde a disfrutar de MI INTIMIDAD dentro o fuera de la bañera.

 

Written by SILVIA CHAVES for Unibaño

Fotografía ©Cabo de Marcas

Ilustración vía

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *