Yo también quiero un baño de revista

“¿Cómo puedo hacer que mi baño sea como los de las revistas?” 

Y es que ahora tenemos tanta información a nuestro alcance que no es fácil escaparse a todo lo que es bello y apetecible y, sin duda, esto no sólo afecta a nuestra apariencia a querer tener cuerpos estupendos y vernos cada día más guapos. Ahora que vemos las casas de las celebrities en las revistas o por la televisión, nosotros también aspiramos a que la nuestra alcance esos cánones de tendencia y glamour. Y, ¿por qué no vamos a aspirar a ello?

Hay una cosa que tenemos que tener clara y es que nuestro presupuesto en el 99% de los casos no se acerca ni de lejos a esas referencias que nos tienen enamorados. Y, primer consejo, no intentes hacer lo mismo que ves con un presupuesto mucho más reducido. Se puede hacer que tu baño sea singular, glamouroso y atractivo ajustándonos a la realidad de tu presupuesto. Ahí van algunos consejos:

  1. Proyecta tu idea. Antes de hacer ningún cambio, ni ninguna compra, piensa bien lo que quieres porque según el estilo que te vaya, tendrás que tomar decisiones respecto a los materiales, complementos o detalles decorativos. No es lo mismo pensar en un baño de estilo nórdico que uno contemporáneo o rústico o incluso querer hacer un baño-spa o un cuarto de lavandería.
  2. Arriesga. Si ya tienes clara tu idea, llega hasta el final con ella dentro de aspectos que, a veces, no atendemos y que pueden ser la clave para hacer que nuestro baño sea especial. Por ejemplo, A) Si quieres un baño de estilo industrial, apuesta por el metal en todo lo que puedas, mueble, mamparas, detalles; si quieres un baño atrevido, pinta paredes y suelos de un color fuerte…
  3. Elige el mueble y adáptalo a tu estilo. No te quedes con la idea de que un mueble de baño es exclusivamente lo que ves en la tienda. Si se ajusta al estilo que buscas, personalizado cambiando el acabado, los tiradores o los lavabos haciendo que, pro ejemplo, no sean cerámicos sino de madera, etc. Busca que tu mueble sea singular.
  4. Atención a los detalles. A veces, son los pequeños detalles los que nos aportan la diferencia. Los accesorios: toalleros, apliques, espejos…sus colores, formas o medidas. Y también otros, como los elementos textiles, toallas, o los naturales, pequeñas plantas que aporten un aire singular al espacio.
  5. Las bañeras son, si dispones de sitio, una manera muy fácil de aportar singularidad al baño. Cuando es una pieza exenta, se convierte en un elemento icónico del espacio, la oportunidad ideal para crear un baño singular.
  6. Las griferías que, en muchas ocasiones no atendemos y que, sin embargo, cuando aplicamos modelos especiales por sus formas o acabados, sin duda, captan nuestra atención.

GRIFERÍAS

 

EJEMPLOS DE LAVABOS SINGULARES

 

EJEMPLOS DE ESPEJOS SINGULARES

 

 

EJEMPLOS DE COMPOSICIÓN DE MUEBLE SINGULAR

 

EJEMPLOS DE COLOR EN EL BAÑO

LA BAÑERA

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *