Muebles de baño suspendidos o colgados

“Ventajas de los muebles de baño suspendidos”

¿Qué es mejor el mueble de baño suspendido (también llamado flotante) o el mueble de baño apoyado sobre el suelo? Está claro que la respuesta puede variar en función de varias cosas. O sea, no hay una respuesta acertada. Para unos puede ser mejor que apoyemos el mueble, para otros, que lo coloquemos suspendido. Cada modalidad ofrece una serie de características y ventajas que, si coinciden con las necesidades y gustos del consumidor, pueden determinar la elección del sistema.

VENTAJAS DE LOS MUEBLES DE BAÑO SUSPENDIDOS

  1. FACILIDAD DE LIMPIEZA. Sin duda, la más destacable. Al ofrecer el acceso por toda la superficie del suelo con facilidad, la sensación de limpieza es mayor.
  2. IDEALES PARA BAÑOS PEQUEÑOS. Ocupan visualmente menos espacio y sin embargo, ofrecen una capacidad de almacenaje generosa, en función del modelo que se utilice.
  3. MUEBLES MÁS PRÁCTICOS. Por un lado porque suelen ser, en muchos casos, modulares y su composición la adaptamos a lo que necesitamos. Además, en la mayor parte de casos, los cajones son de extracción total y resultan muy cómodos para almacenar y para localizar los objetos.
  4. COLOCACION DE OBJETOS BAJO EL MUEBLE. Además de ser una cuestión práctica ya que aumentamos el espacio de almacenaje, se convierte en una cuestión estética. Un lugar para cestas, cajas que aportan un aspecto singular a nuestra estancia.

Lógicamente, estos muebles deben engancharse a la pared y para ello es necesario utilizar los sistemas apropiados y con especial atención en los casos de paredes de pladur.

Nuestra experiencia nos muestra que, a día de hoy, los muebles de baño suspendidos, son los más solicitados. La mayor parte de los proyectos que realizamos, están solicitados en la modalidad de muebles de baño suspendidos. Por este motivo, nos esforzamos mucho en conseguir soluciones de muebles de baño más innovadoras y prácticas que supongan mejoras en el uso y la estética de éstos. ¿Quieres ver a algunos?

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *